0
(0)

Unzué fichó al Sevilla en su pelea contra la ELA. Y, con el club de Nervión como banderín de enganche y gracias al cariño que le pone a un acto que ya tiene trascendencia nacional e en todo el mundo como es el Dorsal de Leyenda, se apuntaron a esta guerra sin cuartel contra las secuelas de la enfermedad personalidades de toda España y del extranjero. Andrés Iniesta, Iván Zamorano, Pep Guardiola, Pablo Bengoechea, Hristo Stoichkov, Txiki Begiristain, Luis Enrique, Luis de la Fuente, Jon Andoni Goikoetxea, José Mari Bakero, Luis Tevenet, Sergi Busquets, Luis Miguel Ramis, Nolito, Xavi, Bono… Desde Japón, Inglaterra, Bulgaria, Chile, Estados Unidos, Marruecos…

Se que no te marchas a rendir, que vas a «combatir» por mi, porque dejar algo asi nomas no es de vos. Me vas a buscar como cualquiera que dice «sos el cariño de mi vida» «no me percaté antes, perdoname» «ella es pasado» «sin vos no soy nada, te amo» Cuantas ocasiones me comi esos chamuyos? Todo lo que decias, lograbas que me quede en la cabesa y cagada tras cagada que te mandabas, me daba cuenta que eran puras patrañas. Parecian tan perfectas cuando me lo decias sincero, sincero?

Mi Sonrisa, Eres Tu

Nunca cierres esa puerta, la del corazón, pues en algún momento esa persona tan aguardada puede llamar a esa puerta. Por el hecho de que eso es una de las cosas mas bonitas que tiene la vida, es obvio que tiene sus consecuencias, pero que no tiene secuelas en esta vida? No temas a enamorarte por temor padecer por el hecho de que padecer vas a padecer con muchas otras cosas mucho más.

A mí, necesito abrazarle y ofrecerle las gracias, pues me cambió la vida, por el hecho de que me ha enseñado a perseguir mis sueños, porque me hizo feliz como absolutamente nadie. Ese mejor amigo que siempre está junto a ti, tanto en los momentos mucho más felices como en los mucho más difíciles de mi vida. Yo a Carlos le debo todo, le debo mi vida, le debo mis sonrisas de cada mañana, le debo mi felicidad y necesito agradecérselo, necesito darle las gracias por hacerme feliz, por el hecho de que él es una persona que siempre y en todo momento estará ahí, que nunca me va a abandonar. Aunque no me recuerde. Soy aquella chica de lentes, con la camiseta blanca de I ♥ USA, la que le dio la carta a Blas.

Ahí salió su vocación de servicio. «No me deseo olvidar de los compañeros de mi de hoy aparato, de mi aparato de la ELA». Una ovación lo interrumpió. «Desde aquí les mando a todos los compañeros de enfermedad, más que nada a los que están en una situación más complicada que la mía, que la vida merece la pena».

ves esta sonrisa en mi cara tu la pusiste ahi gracias

Esa muchacha que en el momento en que te miraba queria plañir, romper todo de la bronca que me quedaba en todo mi cuerpo, por enamorarme de alguien como vos. Yo, la que no se habia sentido asi con absolutamente nadie, y vos solo me usaste. Me prosigo culpando el haberte dejado ir, sabiendo de que ella no es para vos. Poraue para mi, eramos indivisibles, porque eras todo. Te lo agradesco, de corazon GRACIAS pues sin tus mentiras no me hubiese dado cuenta de lo que sos, de lo que ocultas de tanta perfeccion que deseé locamente. De todas esas cosas que me decias, que cai como cualquier mosquita fallecida.

Amor 2

Tus sueños, que no te los estropee nadie, cumplirlos es tu misión, no dejes que venga alguien y los estropee, y lo peor de todo, que te realice creer que esos sueños no sirven de nada. El almacenaje o ingreso técnico es requisito para la finalidad legítima de guardar preferencias no solicitadas por el abonado o usuario. Usas a las chicas como si fuésemos de emplear y tirar…eres lo peor enserio…no tienes respeto ni lo vas a tener…espero que algún día cambias y seas como antes, pues antes eras especial, inigualable con el de en este momento.. Entre tanto agasajo, a Unzué no se le borró la luz de su mirada, como el del que siempre mira al horizonte infinito del mar, sin nubarrones.

ves esta sonrisa en mi cara tu la pusiste ahi gracias

Pues les llegó, Juan Carlos. Mucho más que cantadita lo tuyo es un paradón a la escuadra. Unzué empezó con humor su alegato de agradecimiento tras recibir el XII Dorsal de Historia de historia legendaria. Siempre y en todo momento fue un enorme hablador, muy locuaz… «Habéis tenido suerte, pues llevo unos días resfriado y mi voz está un poquito ronca y voy a procurar ser conciso». «Lo que os solicitaría, lo que desearía es que me recordéis con esta sonrisa que tengo hoy y que espero tener hasta el último día, a consecuencia de sentirme útil».

Páginas Vistas

Exactamente la misma que lloro en el momento en que vio tu relacion en fb con ella, pues desearia ser yo la de la relacion. La misma que siguio llorando todas las noches por vos, para sacar toda la tristesa de verte a la cara y me ignores por completo, sin siquiera decirme la verdad. Pues aunque me lo digas, me sentiria igual que en este momento, una basura de tu estupidas mentiras. Esa que pensabas que te habia olvidado solo por ignorarte y por sonreir a todo momento.

Ves Esta Sonrisa En Mi Cara?

Esta canción final ahora fué la sorpresa del día…», reconoció Unzué, que abrió su corazón de par en par. Lopetegui abrió el carrusel de discursos en el atril del atestado antepalco del Ramón Sánchez-Pizjuán. Era el día de los porteros y por allí asimismo andaban Paco Buyo, Superpaco o Rodri, otros guardametas históricos del Sevilla.

Corazón «

Amor es perfección, es esa persona especial que entra en tu vida para llenarla. Amor es algo que si bien no deseamos sentir poco a poco se marcha apoderando de nuestro corazón. Voy a proseguir mi vida, y espero que sigas la tuya. Sin romperme los ovarios con tus antojos de volverme a tener pues no va a pasar. Podria pasar algo en el futuro, absolutamente nadie lo sabe.

Aquí escribiré sobre las personas que siempre están en mi corazón y que me ayudan a continuar adelante y no venirme a abajo. «Yo, como cualquiera de nosotros, soy un tío normal, y hoy podéis meditar que soy un tío especial y que lo he hecho todo bien, y para nada. Solamente lejos de la verdad. Tanto como futbolista, para ser realmente honestos, tendríais que haber recordado asimismo alguna cantadita», dijo entre risas. «Y como persona también me reprocho ciertas cosas de las que no estoy feliz», confesó. «Que en un momento de dificultad como el que paso, como otros compañeros de enfermedad, les acordéis de uno no sé cómo agradecerlo. Estoy verdaderamente abrumado por todo cuanto habéis dicho».

¿Le ha parecido útil este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.